lunes, 28 de septiembre de 2009

PANTALONCITO GRIS

En el vagón no la vi, ni siquiera en el anden. Pero sí en esa estación, la Guerrero. Después se topó con la mirada perdida de un hombre con los pensamientos en lo más alto de su distracción. Después fui hacia Buenavista para poder tomar el vagón vacío y regresar a casa, cerca de la estación Ciudad Azteca (la ultima de la línea B, a una hora de ahí). Sí había miedo en su mirada, y creo que jamás vio en la mía el inicio de un escrito al cual nadie llamará poesía. Se bajó en Buenavista diez minutos después que yo, en el siguiente tren.

Pantaloncito gris

Volteaba a ver tu trasero,
Caminabas y eso me hacía
Levantar la mirada.
Tu trasero y esas piernas ricas.
Sabes moverlas aunque ya no las vea.
Preferiría verlas arriba,
En mis hombros.
Tu jadeando, yo también.
Así los dos hasta el final de la noche.

En eso pensé al ver tu
Trasero rico y la luna afuera,
Te espera la perversa.
Hinchada se encuentra desde
Ese día, también la luna.

Rico, rico. Huiste de mi,
Pensaste que por parecer
Perverso lo soy. Si solo
Observaba tu trasero, no iba
A tocarlo, no así como si
Fuera cualquier cosa.
¡Era tu rico trasero!
Ya no lo veré nunca más,
Te bajaste en buenavista.

3 comentarios:

mariana dijo...

Mis amigos a los que los acabo de leer y yo, no podemos mas que esbozar una sonrisa.
Diablo guardían! Que rica compañia!
hazme tuya de noche o de día...
mis entrañas no son malas si las sabes cocinar...
Miramé bien, no soy superman.
Oyemé mujer, yo soy tu dianlo guardian!
rap del diablo guardian partes I, II y III
Xavier Velazco

mariana dijo...

Mis amigos a los que los acabo de leer y yo, no podemos mas que esbozar una sonrisa.
Diablo guardían! Que rica compañia!
hazme tuya de noche o de día...
mis entrañas no son malas si las sabes cocinar...
Miramé bien, no soy superman.
Oyemé mujer, yo soy tu dianlo guardian!
rap del diablo guardian partes I, II y III
Xavier Velazco

ALEJANDRO LEDESMA dijo...

jeje no he leído el libro... pero me gusta lo que escribí, es uno de una serie de "Versos Cacomorfeados", una de las tantas cosas que me dejó la ciudad de México...
no he leído el libro, no porque no sea bueno, sino porque me lo robaron, jajaja, lo había comprado y que me lo roban...